14 Cosas de mi viaje a Colombia que guardo en el corazón

Antes de empezar aviso que este blog será un poco largo y con muchas fotos pero quiero compartir las 14 Cosas de mi viaje a Colombia que guardo en el corazón. Bien dicen que las amistad no tiene fronteras.

En mi viaje a España conocí a Manuela, pensé que había tenido mala suerte pues la conocí el ultimo día de mis vacaciones en Madrid.

Lo primero que pensé fue que jamás la volvería a ver, pero obvio no fue así; gracias a una oferta buenísima que encontré en Internet pude visitarla en su país… ¡Colombia! exactamente en Medellín.

La verdad es que estas vacaciones fueron cortas pero muy divertidas y llenas de muchas cosas buenas, viaje con Adria una de mis mejores amigas, fue nuestro primer viaje juntas y nuestra primera vez en América del Sur. Me divertí muchísimo y no paré de reír, sin duda este es el primero de muchos otros viajes que haremos juntas. Así que preparamos todo unos meses antes para estar listas y volar a Medellín la ciudad donde vive mi amiga Manuela.

4 días me bastaron para aprender varias cosas de Colombia que quiero compartirles y que les servirán si visitan este país:

1.- Hacer amigos en los viajes es lo mejor que nos puede pasar, porque el compartir lugares, culturas y sabores es lo que de verdad hace que la experiencia sea única.

2.- Los amigos no siempre son solo los que viven cerca de ti, tener amigos en otras partes del mundo es lo mejor.

3.- Colombia es un lugar hermoso, en especial Medellín y Guatapé, son muy seguros, la gente es hermosa y muy amable, la comida es riquísima, ahora soy fan de las arepas, el guarapo y los buñuelos, tanto que traje un poco de todo en la maleta.

4.-Así como México atraviesa en estos días un problema grave de violencia, Colombia lo vivió hace unos 20 años de manera mucho más agresiva y la gente local no quiere que hables de Colombia como un lugar lleno de violencia o drogas, así que no hagas referencias de este tipo, a ellos les duele y mucho. Colombia es un lugar seguro, hay muchos policías cuidando de las ciudadanos y puedes andar libre en las calles, visítalo, no te arrepentirás.

5.- La gente es muy amable, hospitalaria, fiestera, alegre y culta. Saben mucho sobre su propio país, sus costumbres y su historia.

6.- El transporte en general (metro, tranvía y metrocable) son muy eficientes, bien señalizados y muy limpios, la gente cuida mucho de ellos.

7.- Si visitas Colombia lo mejor es llevar dólares y ponerte lista con la conversión: su moneda tiene tantos ceros que un refresco cuesta 2.500 COP que en pesos serían como 13 MXN, hasta la fecha no supe si pagué de más o no, Adria era mi lazarillo de los números junto con Manuela.

8.- Al café negro le llaman tinto y lo venden en la calle en vasitos y el café con un chorrito de leche lo llaman perico, obvio no podía irme sin tomar ambos.

9.- Muchas cosas llevan queso y eso es lo mejor pues algo que me encanta comer.

10.-Muchas cosas tienen Arequipe (dulce de leche) te harás adicto, llevo unos días comiéndolo con rollo de guayaba, la dieta tendrá que esperar.

11.- Cuando te saluden te dirán ¿Cómo esta?, ¿Cómo le va?, ¿Que hace? y es una manera de saludar y en lo personal me encantó.

12.- Los colombianos no dicen buenos días dicen:  feliz día, feliz tarde, feliz noche, se me hizo encantador.

13.- Si eres mexicano vas a ser recibido con mucho amor donde quiera que te pares, les gusta nuestro acento y son muy interesado en nuestra cultura.

14.- No puedes perderte por nada del mundo los buñuelos, el rollo de arequipe y el guarapo que es jugo de caña con limón es  super refrescante.

El primer día estaba sorprendida de lo grande que es Medellín tiene muchas cosas que ofrecer así que el primer día visitamos el centro de la ciudad, el Museo de Antioquía, la exposición de Botero, Victoria Regia para escuchar música del Pacífico Colombiano, que a decir verdad me enamoró el ritmo y como baila la gente.

 

Llegando a casa me puse a descargar música, soy fan ahora. También visité una tienda super linda que se llama ocho cuarenta y tres tienen cosas hermosas, me quería llevar todo lástima que no podía pero sí compré algunas cosas que después les mostraré en otro blog.

El segundo día nos levantamos temprano y tomamos un bus (ellos no dicen camión) para ir a Guatapé que es un pueblito hermoso cerca está la Piedra del Peñol que tiene una de las mejores vistas del mundo, lástima que por mal clima no pudimos subir, así que ni modo regresaré a Colombia y ¡pronto!.

Guatapé es característico por sus casitas de colores y los animalitos que decoran las fachadas, por los postres de arequipe y la motocicletas que parecen mini chivitas… ahí les va las chivas son camioncitos pintados muy coloridos.

Después de tanto paseo decidimos buscar algo de comer Manuela, Sara (hermana de Manuela) Adria y yo, la verdad es que escoger un platillo es muy difícil, entre los pescados, la cazuela de frijoles, los patacones y demás comer es algo que te tienes que tomar muy en serio yo me lo tomé tan en serio que comí mucho de todo lo que pude jajajajaja.

Visitamos la Finca de los papás de Manuela, no saben que lugar tan hermoso y que familia tan unida y bella tiene, sus tías, tíos y papás son lo mejor, porque no recibieron con asado, guacamole y tequila. Fueron muy amables siempre, muy interesados sobre la cultura mexicana y nuestras costumbres, compartir con ellos frente a una chimenea fue un verdadero placer. ¡Lo disfruté tanto que me sentí en familia!

En nuestro tercer día fuimos al parque Arví, para llegar tienes que tomar el metro cable y subir hasta lo alto de una montaña donde encontrarás un bosque. Durante el recorrido puedes ver todo Medellín, es un verdadero deleite. Adria y yo visitamos ahí mismo una zona que se llama el Parque piedras blancas. ¡No se imaginan que lugar tan hermoso!, lleno de árboles, un lago, mariposario, un muelle entre otras muchas cosas, no visitarlo en un viaje a Medellín sería un error.

Si les cuento a detalle esto se volvería interminable,  sólo les dejo mis fotos para que vean un poco de lo que viví en Colombia, la comida, artesanía, bebidas, ciudad y todo es realmente hermoso, espero pronto volver subir a la Piedra del Peñol, comer arepas de yuca con queso, escuchar la marimba Colombiana y ver a mi amiga Manu de nuevo.

Siempre estaré agradecida desde el corazón con Manuela y su familia por recibirnos esos días, ser los mejores anfitriones y compartir con tanto amor su casa, su cultura, la finca y su país; porque eso hizo de este viaje algo verdaderamente  especial que Adria y yo no olvidaremos. Ojalá Manuela y su familia puedan visitarme pronto para mostrarles Cancún y las maravillas que guarda México, me sentiría muy afortunada de mostrarles, con el mismo amor, varios sitios del estado donde vivo.

En fin… este viaje estoy segura que será de los mejores de mi vida. Si alguna vez has dudado sobre viajar a Colombia recuerda que no todo lo que se dice es verdad, sería injusto que te perdieras de una aventura increíble en este hermoso país.

Pd. Si tienes algún tip o comentario sobre este viaje, escríbeme. También si quieres saber algo y crees que pueda ayudarte, no dudes en enviar un mensaje.

You may also like

4 comentarios

  1. Nena soy Colombiana de Pereira una ciudad a 5 horas de Medellín y ahora vivo en Cancún, mi novio y yo somos Volován, no sé si te acuerdes de nosotros nos hemos visto en algunos bazares; este blog me conmovió mucho y amé tus fotos, gracias!

    1. ¡Hola Hele! Claro que me acuerdo de ti, me gusta mucho su trabajo. Me alegra mucho que te gustara, te mando un abrazo 🙂 y gracias por leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *