Aniversario Petite Stef: ¡Celebremos juntas nuestro primer año!

Aniversario Petite Stef; ¡Celebremos juntas nuestro primer año! Este post es muy especial y estoy tan emocionada por este primer año que quiero compartirles un poco de lo que hay detrás de este pequeño proyecto, que sin duda se ha convertido en algo muy grande para mi.

Sé que seguirá creciendo porque siempre las ganas de hacer cosas nuevas, compartirlas y conocerlas a ustedes, es lo que me motiva a seguir.

Antes de contarles, quiero agradecer a cada una de las chicas que me leen, que me comparten opiniones y que me han comprado cositas de Petite. Sin duda he hecho muchas amigas nuevas y eso no lo cambiaría por nada del mundo.

A lo mejor pensarán: ¿cómo es que ya tiene un año? ¡Ya sé! Ni yo me di cuenta en qué momento, sólo me puse a buscar cuándo fue mi primer post y me di cuenta que en Mayo del año pasado. Apenas caí en la cuenta de que tenía un año haciendo esto, creo que lo disfruto mucho y es por eso que no lo había notado, pero como siempre lo he pensado, todo lo bueno en esta vida se debe celebrar.

Petite Stef

Empezó a finales de la universidad (creo que era 2013) inició sólo como un proyecto de clases, después lo convertí en mi marca personal y con ayuda de algunas clases pude desarrollar cosas que no se parecen en nada a lo que es ahora. 

Jamás concreté nada, creo que no tenía nada claro en ese momento.

Salí de la universidad y no sé qué pasó, creo que me ocupé en otras cosas y dejé mi proyecto personal por un tiempo. Había terminado la uni y necesitaba un trabajo, ja, ja ja. Cuando decidí retomarlo, pues ¡BAM! me di cuenta de que ya era algo distinta a como era cuando salí de la uni. También me interesaban e inquietaban otras cosas y decidí que era momento de compartirlas en un estilo diferente.

Abrí este blog. Empecé a escribir y descubrí que había muchas mujeres importantes a mi alrededor, con distintas cosas por compartir, entre ellas: mi mamá.

Después pensé que era justo escribir sobre ellas, reconocerlas y mencionar también a otras mujeres que me mantuvieran inspirada, y que inspiraran a otras chicas.

Poco a poco fui construyendo el blog, sacando fotos. Pregúntenle a mi mamá el tiradero, ja, ja, ja. Y a mi hermana la molestia de estarle diciendo: “ayúdame a sostener esto”, “ayúdame a poner esto” ó “toma esta foto mientras hago esto”.

Your vibe attracts your tribe.

Esa frase es 100% certera. Conforme comencé con Petite Stef conocí a otras chicas que hacen cosas que me parecen increíbles. Así que decidí que un paso importante era rodearme de chicas que me inspiraran; así que comencé a seguirlas a muchas de ustedes.

Tampoco me di cuenta, pero en un abrir y cerrar de ojos ya era parte de una tribu de mujeres emprendedoras, fuertes, inspiradoras y sobre todo muy creativas.

A partir de eso empezaron a surgir más ideas, más proyectos y más amistades.

También puedes leer: Brunch de primavera para conocer chicas creativas

Si lo puedes pensar, lo puedes lograr.

Siempre había querido tener una marca y hacer cosas que tuvieran un significado para quien las obtuviera. Siempre anhelé poder compartir lo que pienso y lo que me gusta, siendo yo misma.

El resultado feliz es: ver sus fotos con las playeras, sus caras de nervios en los talleres de bordado y muchas nuevas amigas.

 

Team Petite Stef

 

Sería muy injusto decir que todo lo que ven, todo lo que me gusta hacer o ver realizado, lo hago yo sola.

Hay cosas que si las hago 100% yo, pero nunca es un error pedir ayuda y recibir comentarios. Creo que este proceso es lo que hace que una idea se vuelva más valiosa.

Mi mamá, Lulú: Ella da los Talleres de bordado que Alana (@Mercadillovintage) y yo organizamos. No importa si te equivocas, ella te va a ayudar porque la verdad es muy buena onda (su paciencia es impresionante). Gracias a ella aprendí a bordar en el primer taller.

También me ayuda a coser las etiquetas de las playeras una vez que yo las bordo, ya que soy algo nueva usando la máquina de coser y aún me da un poco de miedo equivocarme y arruinarlas.

Perla, mi hermana: Ella es la mejor porque aguanta todas mis locuras, me ayuda a tomar fotos y sacar tomas que a veces no puedo, porque necesito más manos de las que tengo. En los talleres de bordado nos ayuda a organizar que todos los kits estén completos y que todo llegue perfectamente, para que se vea bonito. Hemos pasado madrugadas armando muchos detalles, sin su ayuda no terminaría algunas cosas tan fácil y rápido.

Fabián mi novio: Él me ayuda a revisar los textos. Siempre que les escribo blog los leo muchas veces antes de subirlos; tanto que no noto cuando cometo alguna falta ortográfica y pues me daría vergüenza que me leyeran así, entonces le pido ayuda para revisar mis textos, por si se me fue alguna falta ortográfica o algún “dedazo”. Él tiene una ortografía de 10.

Muchas gracias por leerme, por sus comentarios, sus compras y las veces que coincidimos en algún lugar.

Espero que este blog les haya gustado mucho, ya que me hace muy feliz compartirles un pedazo de algo tan importante para mi.

Soy muy feliz. Digamos juntas, porque este proyecto es para todas: ¡Feliz Aniversario Petite Stef!

Muchas gracias a @p_ecado por este hermoso pastel de aniversario ♥.

 

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *