Cuando no sepas que hacer, no hagas nada – Carta a mi misma

 

Cierto es que la edad conforme aumenta nos hace pensar más en las cosas, pero recuerda que cuando no sepas que hacer es mejor que no hagas nada, sólo pensar. Te hago esta carta para que no olvides cosas importantes que has aprendido y para recordarte otras tantas que están por venir.

¿Por qué no escribirme a mi misma? tal vez alguien más esté pensando en lo mismo que yo, tal vez no.

Estás por cumplir 25, ya terminaste la universidad, ya tienes un trabajo, estás próxima a vivir las primeras vacaciones que te pudiste pagar sola y te sientes orgullosa. Te diste cuenta que lo puedes todo como muchas chicas más. Pero no te relajes, estoy segura de que puedes con más y que regresando buscarás más metas que realizar.

¿Qué te falta? te he notado preocupada. No te fijes en eso que llaman futuro puesto que nadie va a decidir por ti, nadie te debe decir como hacerlo; ya que hasta ahora y según la opinión de papá y mamá, lo has hecho muy bien tú sola, claro que con algunos consejos de ellos, tampoco te creas muy sabia.

¿Entonces qué te falta? Estás angustiada porque todo mundo dice que los 30 vienen a toda velocidad, y porque ahora te diste cuenta que los días  y los años avanzan cada vez más rápido. Mejor preocúpate por seguir siendo feliz, porque fuerte has demostrado serlo. Deja de pensar en cosas que aún no llegan porque como quiera, tendrás que resolverlas a su tiempo. Disfruta cada momento, a veces a ti se te olvida por preocupaciones tontas.

No tomes en cuenta nada de las cosas negativas que llegan a pasarte, ya que si sumas, son más las cosas buenas que te da la vida que los malos momentos que has tenido que superar. Agradece siempre por tener a las personas que te rodean, sean muchas o pocas, siempre da gracias por ellas y por un buen día, un buen consejo, una nueva meta. Sé siempre amable; la humildad y la gratitud son cosas que jamás debes olvidar, no importa donde estés.

Seguro vendrán retos mayores pero vas a poder, eres muy aferrada a conseguir lo que quieres, eso no lo cambies. Acuérdate que mamá siempre dice que no hay peor lucha que la que no se hace y si no llegas a conseguirlo tampoco te entristezcas, seguro viene algo mejor, tampoco te juzgues (a veces eres experta en eso).

Confía en ti en todo momento y ama como si no hubiera mañana, pero sé siempre fiel a ti. Recuerda que antes que el resto del mundo, primero estás tú.

Por último no olvides las cosas que te gustan, sé siempre auténtica puesto que vivirás contigo toda la vida y estaría feo caerte mal. Sé siempre tú pero sobre todo, sé muy pero muy feliz, que después de todo es tu única y verdadera misión de vida.

 

stefff

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *