Acabaste la uni: ¡viene lo mejor!

Si acabas de terminar la uni, aún no tienes trabajo y los que encuentras no te convencen del todo…no te preocupes; respira y cuenta lentamente, no hay momento más emocionante que el que estás comenzando a vivir.

Sé que es un paso duro buscar trabajado, y andar por la calle pensando sobre lo que dirás en la siguiente entrevista. Ya sé que el trabajo que quieres debe ser un lugar donde paguen bien, tengas buen horario y además existan personales agradables que hagan que los días laborales sean menos difíciles. Sé que piensas que es imposible todo lo anterior…pues no es así.

Por lo regular tenemos miedo a no encontrar ese “super trabajo” y a no tener un buen salario; es obvio que tampoco tienes toda la experiencia, pero déjame decirte que existen muchísimas oportunidades, sólo debes estar alerta y tomar algunas cosas en cuenta.

Acabas de salir de la uni y tal vez no tengas toda la experiencia del mundo como ya dijimos, pero eso no significa que no debas valorar el conocimiento que tienes y sobre todo tus habilidades, ya que éstas cuentan mucho a la hora de buscar trabajo.

El objetivo de este post es que no pierdas el tiempo en algún trabajo que no te guste o que si aún no tienes trabajo, te desanimes por no tomar la decisión correcta al elegir un empleo que sea de verdad de tu agrado. Piensa que pasarás más tiempo ahí que en tu casa (es la verdad, duele pero tenía que decírtelo).

Mereces un trabajo dónde se valoren las ideas que tienes y tu tiempo, eso si,  tendrás que ponerte las pilas para aprender de todo y de todos. Recuerda que al lugar que llegues tienes que aportar conocimiento pero también la mayoría de las veces al principio aprenderás a recibirlo… te convertirás en algo así como esponja. ¡Absorbe todo lo que puedas! y eso si, jamás dejes de buscar opciones u oportunidades que te permitan crecer.

Tal vez los primeros meses o el primer año el sueldo no es el que soñabas, pero tampoco se vale conformarse, si tu crees que en un tiempo suficiente dentro del trabajo donde estas te has desempeñado bien, has aportado ideas y cumplido con todo, no tengas miedo: ¡Pide tu aumento! se vale, eso sí sé honesta contigo misma y pide cosas razonables.

En el camino vas a encontrar gente que te dirá: “No dejes ese trabajo por que no vas a encontrar otro así” ó “No renuncies, si no te gusta pues aguántate”, “Acepta el que sea para que empieces a tener dinero” ó que tal esta frase “Casi no hay trabajo, está difícil la situación” La situación siempre va ser tan difícil o tan fácil como tú la hagas, no tengas miedo, manda miles de correos y muéstrale al mundo que estas preparada (no fueron gratis esos 4 o 5 años de universidad sin dormir),  si no funciona: ¿Qué más da? intenta de nuevo.

Algo irás aprendiendo en cada una de las entrevistas que te harán mejor hasta que encuentres el lugar adecuado para dedicar un tiempo de tu vida. ¿Cuánto tiempo es lo correcto? eso no lo sé, lo decidirás tú y los factores que te rodeen en ese momento, pero lo que no debes dejar de hacer nunca es seguirte preparando: estudia, viaja, lee, pregunta. Más vale preguntar que quedarse con la duda, si no sabes algo ¡averígualo! te aseguro que en el camino para encontrar la respuesta recogerás mil respuestas más.

Por el tema de dinero no te preocupes, el dinero sólo llegará. Enfócate en obtener un empleo que te permita aprender, conocer gente que tiene los mismos o hasta diferentes intereses que tú, ya que como decíamos, aprenderás y convivirás con todos y te apuesto que todo lo anterior se verá remunerado en tu salario. Así que estás lista, ¡hazlo – con o sin miedo –  pero hazlo y mucha suerte!.

stefff

giphy-1

 

 

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *