Camino de Santiago – Recorriendo Galicia a pie

¡Hola a todes!

Hacía muchísimo que no les escribía, ya saben, pandemia, cambios, nuevas experiencias pero aquí estoy de vuelta. En Instagram les compartí un poco de mi viaje a España para poder hacer el Camino de Santiago.

Fue un experiencia increíble, lo volvería a hacer mil veces. Tienen que saber que no es algo fácil en el sentido que es mucha condición…. mental para poder terminar los tramos que sin duda dan paisajes hermosos pero también mucha reflexión; tal vez pienses que puedes ir en el mood “yo solo quiero caminar y ver los bosques, conocer gente” y está bien, si es así, pero tienes que saber que sí o sí de manera involuntaria tendrás trabajo personal que hacer, hay mucho tiempo para pensar.

Este viaje fue muy especial, porque primero fue mi primera salida después de pandemia, dos era algo que quería hacer desde hace mucho y tres por que lo compartí con el mejor compañero de aventuras Igor (síganlo en insta el documentó muchos de los tramos que caminamos). En este blog iré por día de lo que hicimos, también te compartiré una pequeña guía pero muy útil de lo que debes llevar y de lo que es importante que lleves contigo durante el camino.

También te compartiré algunos de los alojamientos o pensiones donde nos quedamos, ¡vaya! que después de este blog puedes comprar tu vuelo y emprender el camino sin problema alguno.

Antes de empezar también, quiero aclarar que todo es bajo mi experiencia personal, no soy profesional haciendo senderismo, es mi primera vez haciendo esto y puede ser que haya tips que a mi me sirvieron y que posiblemente contigo no apliquen una vez realizada la experiencia.

COMENZANDO EL CAMINO

Nosotros optamos por el Camino Francés, existen muchos, en este enlace puedes darte cuenta de todas las opciones que existen para hacer esta actividad, eso si tienes que saber que para poder obtener tu Compostela (documento que acredita que hiciste el camino) tienes que recorrer por lo menos los últimos 100 kilómetros del camino que hayas elegido a pie o a caballo, también puedes hacerlo a caballo o en bicicleta pero en este caso tienes que hacer los últimos 200 kilómetros.

Ahora si, vamos a lo bueno, nosotros llegamos muchos días antes a Madrid lo cual nos sirvió para caminar por lo menos entre 7 y 10 kilómetros diarios paseando, lo cual me ayudó a resistir el camino. ¡Ah! aquí un secreto: como todo lo que yo hago en la vida porque no conozco la paciencia (para nada es algo que tu debas hacer) apenas pienso algo y ya estoy montada en la aventura… no entrené (no seas como yo y entrena, me lo agradecerás) pero esos kilómetros paseando por Madrid valieron de entrenamiento.

Nosotros decidimos el Camino Francés por 3 razones:

  1. Meter esta experiencia en un viaje que ya teníamos comprado y en el que los días estaban contados
  2. Podíamos de manera fácil repartir esos 100 km para obtener la Compostela en los días que programamos
  3. Es un camino relativamente sencillo por lo que averiguamos, para ser novatos
d Listos para tomar el tren de Madrid a Sarria

MADRID – SARRIA

(Tren 3 hrs, 33 min)

Una tarde antes de comenzar el camino

Salimos una mañana de Madrid rumbo a Sarria (es un poblado que está justo en el Camino Fránces), de ahí empiezan los 100 km rumbo a Santiago de Compostela. Nos fuimos en tren sin problema (te recomiendo que compres antes los boletos del tren por internet y evitar filas) y llegamos a Sarria aproximadamente en 4 hrs, saliendo de la estación de Atocha.

Ese día apenas llegamos a Sarria, comimos y buscamos nuestro primer Albergue; Pensión Rúa Peregrino es un lugar ideal para quedarte, está híper limpio, tiene todas las amenidades de un hotel por un costo menor y la persona de recepción es muy amable.

Llegando compramos en recepción nuestra Credencial de Peregrino por 2 eur. Este papel es súper importante ya que es una especie de pasaporte que vas sellando a lo largo del camino, como mínimo debes tener dos sellos que consigues muy fácil en las paradas donde venden alimentos, baños públicos, capillas, verás que hasta más de 2 sellos vas a poner al día pero al terminar debes presentarlo como testigo de que pasaste por ahí para poder obtener la compostela (sí, aparte de los 100 km) a mi me encantó hacer esto de los sellos me obsesioné por conseguir todos los que podía durante el camino

Sarria es un pueblito super pintoresco
Decidimos hacer una super cena esto fue a las 7pm, en verano en España empieza a oscurecer 10 pm
Todo el camino, encontré flores hermosas, a todas les tomé fotos

Nosotros en Sarria nos quedamos en la pensión desde temprano, solo salimos a comprar algunas cosas de comer para meter en la mochila que íbamos cargando, comprar elementos super importantes para nuestro botiquín, acomodar nuestras maletas y dejar fuera lo que íbamos a usar para al día siguiente y prácticamente seguir descansando para la salida del día posterior.

Te dejo aquí algunas cosas que me funcionaron para llevar en mi mochila. Como tip tu mochila no debe pesar más de 10 kilos o calcular que sea aproximadamente el 10% de tu peso, o podrías lastimarte, así que solo carga lo necesario, entre menos lleves mejor.

Prepara tu Mochila:

  • Termo con arnés para colgarlo
  • Bastones (cómpralos antes de irte y documéntalos, ahorrás dinero)
  • Gorra o sombrero
  • Calcetines: 3 pares más lo que llevas puestos (especiales para senderismo sin costuras, más adelante haré un espacio para este tema IMPORTANTÍSIMO)
  • Cartera con efectivo y tarjetas
  • Credencial del peregrino
  • Un bolígrafo
  • Bálsamo para labios
  • Yodo
  • Curita
  • Apósitos para ampollas (esto me salvó la vida, compra antes de que empieces unos 3 paquetitos apósitos)
  • Lana (el algódon no funciona) para proteger los dedos de los pies
  • Corta uñas o tijeras de pedicura
  • Vaselina (asegúrate de comprar un bote grande o recomprar en camino)
  • Curitas
  • Una o dos frutas y semillas
  • Papel de baño o kleneex
  • Pomada para rosaduras
  • Cargador para tu celular
  • Pasaporte
  • Impermeable para ti y tu mochila
  • Ibuprofeno o paracetamol (también documéntalo para ahorrar)
  • Una lampara recargable
  • Celular y si quieres una cámara pequeña (tipo go pro)
Mi mochila de 60 lts, pero iba casi vacía recuerda que solo debes llevar el 10% de tu peso

SARRIA – PORTOMARÍN

(21.5 km – Aproximado: 5hrs)

Ese día nos levantamos 6am para alistarnos, nos vestimos y empezamos el camino.

Mucha gente me preguntó ¿cómo sabes dónde empezar para no perderte? es fácil: tu única misión es seguir las flechas famosas amarillas, están por todos lados pintadas en el suelo, es las paredes y aparte existen los “mojones” que son pequeños pilares que tienen la flechas y que además te van diciendo cuantos kilometros recorridos llevas (marcan los km que faltan para Santiago). También no vas solo, muchos peregrinos van contigo y puedes seguirlos. Otro tip si te pierdes es preguntar a la gente, en todo Galicia son muy amables y se la saben de todas todas; con todo lo que traerás puesto detectan que eres peregrino y son muy hospitalarios si te pierdes, seguro que te ayudarán a retomar camino.

Caminamos nuestros primeros kilómetros y no podía creer la belleza de los paisajes. Te recomiendo no desayunar, sino empezar a caminar, eventualmente encontrarás tabernas muy pintorescas donde ofrecen desayunos (tostadas con tomate o con aceite de oliva, café, jugo, fruta, etc. por 3 o 4 eur, dependiendo lo que pidas), mi consejo es que camines, calientes el cuerpo y luego ya entrado en ritmo busques algo rico y aproveches el descanso. Dependiendo el camino que elijas, son los kilómetros que harás, nosotros recorríamos en promedio entre 15 y 17 kilómetros pero hubo días que si hicimos tramos más largos como de 27 km.

Listos para salir a caminar en nuestro primer día
Llevaba ropa ligera, en la mañana hacía frío pero por la tarde salía el sol
Recomiendo que solo uses tops deportivos estos días

Este pedazo del camino es muy especial porque aparte de que vas con toda la energía te empiezas a encontrar con mucha gente, peregrinos novatos como tú, o muy experimentados, escucharás la frase ¡Buen camino! tanto entre los peregrinos como de la gente que vive en los pueblos que vas pasando. Así que si te dicen ¡Buen camino! responde igual, a lo largo del camino esta frase te dará la fuerza para continuar, te hace regresar al propósito de por qué elegiste hacerlo. A mi me llenó mucho el corazón.

llegamos a Portomarín y me encantó, es como una especie de Santorini pero sin mar ja, ja, ja. Todo es blanco la gente es súper amable y la comida ¡uffffaaa! deliciosa.

Llegando buscamos nuestra siguiente pensión Albergue Aqua Portomarín, este lugar me gustó porque es autogestionable; me mandaron vía whatsapp una contraseña para entrar y salir así que prácticamente te registras solo en el lugar, solo vimos al recepcionista cuando bajamos a pagar el alojamiento. El lugar es cómodo, muy limpio y tiene todos los servicios.

En esta foto ya se ve el cansancio je, je, je
Primera comida en Porto Marín

¿Ajá y tus maletas?

Seguro ya están pensando que hice con ellas, pues ahí les va: yo pensaba que me tenía que llevar eso conmigo, no hay manera de hacer camino con maletas…pero si hay un servicio ideal. Llegando a Sarria en el albergue pagamos 20 eur cada uno para que fuera un servicio por ellas y las dejara en cada uno de los albergues en donde nos quedamos. Te dan una etiqueta que va pegada a tu maleta, ahí escribes todos los nombres de los albergues en donde te hospedarás y colocas tus datos personales.

Cada mañana antes de salir dejas tus maletas en la recepción (donde te indiquen las personas del alojamiento) y una persona va por ellas en la mañana y las deja en el siguiente punto, para que cuando tu llegues cansado tus maletas y tus cosas ya estén ahí como por arte de magia.

Por eso insisto, en la mochila que cargues no lleves nada que no uses.

Los primeros kilómetros ya pesaban, mucho la verdad, no pensé que mis piernas resistirían pero es verdad que el cuerpo es mágico. Llegando al siguiente punto recomiendo que primero vayas a comer, cierran muy temprano todos los lugares y las farmacias así que resiste, come, compra lo necesario y después ve directo a descansar.

Nosotros fuimos en el mes de mayo, en esos meses el sol se esconde tarde, como 10 u 11 pm empieza a anochecer. Tu báñate, cúrate los pies si es necesario y descansa, es importantísimo descansar antes de cada salida, tu cuerpo lo agradecerá al día siguiente.

Es la tira que pegas con todos tus datos a la maleta y la credencial del peregrino

Portomarín – Palas de Rei

(27 km – Aproximado: 12 hrs)

Un día antes ya con maletas listas nos preparamos de nuevo para el segundo día, ese día la verdad ya llevaba un poco lastimados los dedos, pensé que sería el camino más fácil pero no lo fue, tengo que decir que gracias a un par de tips que me dieron dos peregrinas, pude finalizar todo el camino. Así que aquí te van para que tu vayas al 100 desde el día 1:

TIP #1

Cada mañana antes de salir ponte mucha vaselina, pero de verdad mucha, exagera la vaselina, hace que tu pie se deslice y no genere fricción con el calcetín ni el tenis lo cual te salvará en medida de lo posible de las ampollas.

TIP #2

Lleva calcetines contigo y cámbialos 2 o 3 veces durante el tramo que camines por día. Tener los pies secos te asegurará no lastimarte. Lleva todos los calcetines que puedas y aprovecha los descansos para revisar tus pies, eso sí, no los expongas mucho tiempo, ya que irán calientes y el aire frío o fresco puede provocar calambres, revísalos haz lo necesario y cuando empieces a caminar comienza de nuevo lento hasta agarrar ritmo.

BONUS – Mi consejo más importante

Tus tenis tienen que ser especiales para senderismo, si no tienes vale 1000% que inviertas en ello, es lo más importante que llevarás junto con tus bastones. Te dejo los que yo compré y que me salieron 1000/10. Recuerda, no deben apretarte cómpralos de tu numero y si es posible pruébatelos con los calcetines que usarás durante el camino, tienes que ir lo más cómoda posible. También úsalos antes del camino, no vayas a querer llegar estrenando al camino porque será un error terrible, llévalos lo más usados posible.

PALAS DE REI – MELIDE

(15 km – Aproximado: 10 hrs)

La entrada a Melide fue increíble, parece sacada de la película del Hobbit, hay un puente medieval y las casitas de piedra. Durante el camino te vas a encontrar casas, caminos y capillas, muy muy muy antiguas. El Camino de Santiago tiene cientos de años de existir y es un camino de peregrinación cristiana de origen medieval que tiene como propósito llegar a la tumba de Santiago el Mayor, situada en la catedral de Santiago de Compostela (Galicia, España).

Hoy en día la gente lo hace con fines deportivos, espirituales, recreativos y por supuesto religiosos. La verdad es que el camino es hermoso: hay rachuelitos, miles de flores increíbles, el bosque es impresionante, te encuentras con gente de todas las edades y de muchas nacionalidades, incluso hasta perritos peregrinos hacen el camino con sus dueños.

Entrada a Melide
Recomiendo usar leggings de ejercicio, SIEMPRE.
Una de mis tabernas favoritas
Estas florecitas estaban por todo el camino
El desayuno más rico de todo el camino

Llegando a Melide compramos más provisiones para comer en el camino, (te recomiendo visitar los supercitos son hermosos) y comimos en un lugar céntrico, Si estás en Melide tienes que probar el pulpo es el lugar #1 a nivel mundial por su calidad, es una verdadera delicia que no te debes perder.

Nuestro albergue en Melide fue A Lúa do Camiño este lugar fue de mis favoritos, es una casa enorme muy bonita con alberca (si vas en mayo no te metas, el agua esta helada y podrías enfermarte) las habitaciones muy espaciosas; prácticamente parece hotel y tienen servicio de lavandería o tu mismo puedes lavar tus cosas, te dan jabón y lo necesario para que laves tu ropa. A mi me funcionó bien porque pude revivir unos leggings y tops que necesitaba para los siguientes días.

Los pulpos más famosos de Melide
Aquí ya lleva algunos sellos y algunas compritas que hice durante el camino

MELIDE – ARZÚA

(14 km – Aproximado: 9 hrs)

Llegando a Arzúa ya sentía que no podía más, notarás que con el paso de los días tus piernas van acumulando kilómetros y pues pesan, los pies también. Un consejo que puedo darte es que agradezcas cada punto, tu cuerpo hace un esfuerzo bruto por llegar y mantenerte estable, agradece todo, el camino, tus acompañantes, las flores, los bosques. Irremediablemente pensarás ¿Porqué estoy haciendo esto? y sea cual sea tu respuesta, continua.

En este punto irás un poco más de la mitad…continúa…la recompensa es grande. No esperes al final para “recapitular”, buscar el mensaje especial del universo, conocer a alguien que marcará tu vida, porque para mi sorpresa yo me di cuenta que el camino no es llegar, si no lo andado, cada kilometro, cada persona que me tendió la mano para ayudar a curarme a reanimarme.

Conocimos a muchas personas que se volvieron amigos, que sabíamos con vernos, como íbamos, y vendrán a tu cabeza pensamientos como “no puedes, ya ríndete”, “para eso viniste, no aguantas” y cosas así. Te sugiero que los ignores, puedes terminar…concéntrate en ti y en como se siente tu cuerpo, aprovecha las pausas, los silencios.

La mejor sopa de pescado del mundo
Mojón que te indica el camino

Los mensajes o las respuestas que buscas aparecerán solas, te lo prometo. Toma todas las fotos que puedas, graba, vívelo al máximo porque lo más triste del Camino de Santiago, es que no hay vuelta atrás. No pasarás por los mismos lugares, no verás a la misma gente diario, no habrá segundas oportunidades de experimentar, preguntar etc. haz que cada día cuente y sigue adelante.

En Arzúa nos alojamos en Teiraboa Base Camp me encantó porque como su nombre lo dice, es un campamento con pequeñas cabañas al estilo de “juego de gemelas”. Amé el concepto, tienen también todos los servicios, aunque debo decir que es un espacio reducido. Aún así vale la pena vivir la experiencia, tiene un restaurante y alberca. El centro de Arzúa está a 10 min en taxi que puedes pedir del hotel y si vas en Mayo, es posible que te encuentres el Festival de Gaita. Arzúa es también famoso por su queso, a demás del camino recomiendo que vivas las experiencias que ofrecen los pueblos (si te sientes con energía) todos tienen cosas peculiares que serán un plus a tu recorrido.

El queso más famoso de Arzúa

Arzúa – O Pedrouzo

Este es el punto antes de la llegada a Santiago de Compostela. Para esta etapa ya habrás vivido de todo, ampollas, cansancio, cambios múltiples de calcetines y parecerá que tu cuerpo ya no tiene resistencia alguna al camino, los tenis entran más fácil, ya tendrás tu desayuno favorito de peregrino (el mío era: tostadas con tomate y café con leche o huevos fritos con tocino y jugo), habrás hecho 2 o más amigos.

Serás experto curándote, preparando tu mochila, irás más rápido, podrás identificar algunas flores, verás el bosque y sentirás una especie de pertenencia. Llegarán a ti algunos mensajes reveladores, habrás reído muchísimo, pero también habrás llorado bastante. Tu mente funcionará más positiva, los pensamientos negativos habrán hecho mudanza a otro lugar, tú serás distinto.

Mi consejo: tomate un tiempo en el lugar que desees y sigue agradeciendo primero por ser valiente y hacer el camino, segundo por dejarte llevar. Agradece a tu cuerpo que es el instrumento principal y lo más importante para vivir esta experiencia.

O Pedrouzo tiene comida deliciosa, nosotros nos quedamos en Pensión Che la gente es amabílisima en este lugar, la mujer que atiende ahí es una bella persona, la comida es muy buena y la vista que tienen del bosque te recordará Twilight al 100, el bosque es hermoso, las habitaciones muy grandes y el baño muy espacioso, muy limpio todo.

Igor, Mariel y yo. Conocimos a Mariel en el tramo de Palas de Rei, fue un gran apoyo durante el camino.

Esa era nuestra noche antes del Gran día, para cuando amaneciera estaríamos en el último tramo a punto de llegar a Santiago de Compostela. No podía dejar de llorar, ver hacia atrás y pensar todo lo que viví, lo que pude hacer con mi cuerpo y mi experiencia nula en senderismo.

Ver a Igor acompañarme en cada paso, cuidarnos y curarnos juntos, saber que en esos caminos no hay otra manera de experimentarlos más que así ,caminando. Tengo muchos aprendizajes que guardo con todo mi corazón te comparto los 6 más especiales.

  1. La vida es muy corta para no aventurarte, hazlo no lo pienses.
  2. Tu cuerpo es una cosa de otro mundo, casi siempre lo subestimas, dale chance.
  3. Agradece todo, hasta el dolor de pies, porque quiere decir que los has intentando.
  4. Sé amable con todos, hay una comunidad de desconocidos que te espera y que te ayudarán sin conocerte, regresa el favor si alguien lo necesita.
  5. Date silencios, para observar, no fuerces nada, la magia del camino llegará por si sola.
  6. Toma foto de todo, al final no sabes si regresarás algún día y no te pierdas ningún sello.

Esa noche preparé por ultima vez la mochila, curé por ultima vez mis pies y agradecí. Al día siguiente todo habría acabado, se va muy rápido el Camino, tenía más tristeza que alegría porque fue donde descubrí que me gusta más el bosque que la playa y la ciudad; que me siento más cómoda hablando con extraños, que soy fuerte demasiado aunque veces no lo crea, que el silencio en la mañana es mi momento favorito del día. También aprendí a hacer amigos a la velocidad de la luz, descubrí flores extrañísimas y muy hermosas, me hice fan del pan con tomate aún más y recordé que todo lo que invertimos en este tipo de experiencias no es comparable con el aprendizaje que te llevas.

EL Gran día – Santiago de Compostela

Salimos a caminar y vimos el primer mojón, eran poquísimos los kilómetros que quedaban, el bosque se va borrando y poco a poco va apareciendo la ciudad, te vas dando cuenta que en el camino solo eran algunas personas y que cuando vas entrando a Santiago, son cientos que como tú se arriesgaron.

Ese día sonaban las gaitas y mi corazón latía muy muy rápido, quería ver la catedral, saber que lo había logrado, la entrada de la ciudad al casco histórico es grande como 30 o 40 min caminando pero una vez que llegas te das cuenta de que muchos lo han logrado, tal vez no encontrarás a tus amigos del camino debido a la cantidad de gente y el ritmo que lleva cada uno, así que aprovecha los días anteriores cuando los veas.

Haciendo fila para obtener nuestras compostelas

Igor y yo lloramos mucho, nos dimos cuenta que habíamos vivido una cosa realmente especial, que nos llevamos sorpresas increíbles en el camino, reímos muchísimo con cosas que nos pasaban, y nos dimos cuenta de que lo más importante es el camino, no la llegada a Santiago. Llegar es hermoso, no lo cambiaría pero el camino es una cosa transformadora.

Cuando llegues a Santiago, párate enfrente de la catedral y nuevamente agradece, lo has logrado. Aparte es un lugar muy imponente, por su tamaño y sus años de historia. Ese día a las 12 de la tarde hay misa para los peregrinos y puedes sentarte hasta el frente. Está reservada para los que hacen el camino. La entrada es gratis y hay una tienda de souvenirs adentro muy hermosa.

Nos hospedamos en Casa da Torre Blanca en Santiago, sinceramente me quería quedar a vivir ahí
Desayuno antes de salir de regreso a Madrid
Igor tampoco se quería ir
Mi diploma y compostela que acreditan mis 100km del Camino Francés

También aprovecha para llorarlo o reírlo y tomate muchas fotos, nadie podrá contarte nada sobre esto porque lo habrás vivido todo. Hacer el camino requiere de mucha fortaleza emocional, pero también de mucho corazón.

Cada punto es especial, pasarás bosques, carreteras, caminos hermosos y unos no tanto, casitas pintorescas que parecen de película, verás animales, y mucha mucha naturaleza. Disfrútalo.

Cuéntame como te fue, me encantaría compartirlo contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock